así no más

la última vez que nos vimos me dijo
que estaba cansado de ser un cero,
me destruyó la pena pero
no pude consolarlo,
no pude decir nada;
cualquier cosa
hubiera sido mentira.

esa tarde tampoco pude
decirle nada ninguna de las tres
veces que me dijo 'te quiero mucho',
'pero mucho' agregó en un momento
supongo para chequear si yo estaba
prestando atención
o muerta por adentro
embalsamada en el asiento
del acompañante.

lo mejor que pude armar
fue "me parece que estás
haciendo cualquiera,
hace mucho ya,
hace meses ya,
no sos feliz y boicoteás
todo lo que podría ser algo;
no podés construir
o peor:
no querés."

si me preocupo por él
no me ocupo de mí.