Cosmic Latte es el nombre asignado por un equipo de astrónomos al color promedio del Universo

No sé cuánta poesía hay
en los números pero sé que
te vi dormir y pensé que
en los momentos más felices
no nos damos cuenta
de que el mundo se está moviendo
y el tiempo también.

Hay una constelación flotando
arriba tuyo
y una constelación flotando
arriba mío;
no comparten nada excepto
quizás polvo de estrellas
que se escapa de una a otra
para no extinguirse.

El futuro se está yendo,
no vamos a ser nosotros:
hicieron un casting y no quedamos,
aunque puedas perfectamente
sincronizar tu respiración
con la mía cuando
me abrazás con tu cuerpo gigante
que no alcanza
para protegerme del abismo
entre lo que queríamos
y lo que tenemos:

una obra en construcción
abandonada con los días contados
antes de convertirse en otra cosa,
no tanto por voluntad de una parte
como por inacción de la otra.

Más hardcore que fisting es
callarme y acostarme
al lado tuyo
como si nada
cuando todo.

Hay cierta esperanza en
los lugares de compra y venta
de chatarra del conurbano
y en algunos cibers:
todavía hay gente que se enamora
de las formas más esperadas.

Lo que hacemos ahora no es
tan grave como lo que hicimos,
pero ¿vos sabes si
se puede desarmar una bomba atómica?
"¿Se puede desarmar una bomba atómica?"
Yahoo respuestas,
"Es imposible desarmarla
sin causar daño alguno".

El autocorrector de mi teléfono
cambia coger por forget.